Una madre nos cuenta su experiencia con el canto en el parto

Una madre nos cuenta su experiencia con el canto en el parto

partoEne 14 20160 Comment

Patricia registró la experiencia de su primer parto de forma negativa, como un momento en el que el dolor la hizo incapaz de mantener el control sobre sí misma.

Al contarme su historia, mi percepción fue que su sensación de descontrol tenía que ver con la baja actividad del neocortex (algo fundamental para que un parto evolucione). Esto le permitió conectar profundamente con su cuerpo, y abrirse a la experiencia fisiológica que escapa de lo racional. En este “viaje”, la voz se reveló de forma espontánea como facilitadora del proceso, y una estructura muy similar a la del Canto Carnático (que las mujeres de India practican desde hace milenios durante el embarazo y alumbramiento) surgió de manera natural en Patricia.

Esta lectura de su experiencia hizo que la vivencia de haber fracasado en su modo de encauzar el parto cogiera una nueva dimensión, más empoderante para ella. Ahora recoge su relato de parto de esta hermosa manera:

Todo empezó contando contracciones. Reloj en mano empecé aquel mi primer viaje aferrada a la seguridad del control. Soportar y esperar a la siguiente. Siempre con la duda de cuando ir al hospital. Larga espera a mi bebé. Largo es el tiempo para quien lo cuenta.

 

En el hospital seguía quieta. Frenada ante el dolor. Tras tímidos intentos de movimiento me dejo llevar por la hamaca y el abanico. Me mezo en cada contracción, me abanico marcando el ritmo y canto. Vocalizo y canto las cinco vocales una tras otra y vuelvo a empezar. He abandonado el reloj y también a quienes me rodean. Entro en mi y me recojo. La voz me ayuda a soltar. Parezco alienada, aunque en realidad era libre, sin reloj, sin prisas, sin tener que ir a ningún lugar, solo acompañando a mi hijo en su viaje. Mi voz nació de mí igual que mi bebe.

Años después descubrí gracias a Berta y a nuestra pasión compartida por el mundo de la perinatalidad, que aquel sonido al que llegué sin saber es el canto carnático. Aquel mantra que brotó de mí es también el mantra de muchas mujeres que se envuelven con la voz y se dejan llevar por sus bebés en su labor, en su camino. Gracias Berta por abrirme una nueva luz sobre mi primer parto”.

 

Patricia Fernández Lorenzo.

Psicóloga Clínica experta en Salud Perinatal.

Próximo taller de Musicoterapia en el Embarazo