Alimentación y relaciones sociales

Se ha publicado en el Journal of Experimental Psichology un estudio realizado con bebés de nueve meses en el que se ha observado que los pequeños asocian el disfrute de la comida con una buena relación interpersonal y el desagrado alimenticio con una falta de entendimiento. Eso puede dar pie a muchas reflexiones sobre el ambiente que creamos en casa cuando comemos con nuestros hijos, sobre el dilema de obligarles a comer o plantearlo como un placer compartido, sobre las luchas de poder que llevamos al escenario nutricional, etc. Parece que ya son muchos los profesionales que apuntan que el momento de la comida supone también un alimento afectivo. Para quienes deseéis ver el estudio:

Enlace: Jounal of Experimental Psichology.

 

 Berta Pérez Gutiérrez

musicoterapiaymaternidad.es

facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba