4 comentarios en “Dulces nanas”

    1. Muchas gracias, Carla!
      He visto tu web y blog y me han gustado mucho. Parece que compartimos el trabajo por la salud en el embarazo y la crianza… y también la musicoterapia! Me alegra saber que hay movimiento en Galicia. Y me encantaría saber tu opinión sobre el artículo de las nanas.

  1. Gracias a ti Berta!
    Llegué hasta tu espacio de casualidad y este artículo me pareció precioso. Sencillo pero lleno de sentido. Refleja de una forma muy clara como algo que resulta tan «simple» puede llegar a ser tan esencial.
    Quiero pensar que el peligro de extinción es solamente aparente ya que no seríamos nada sin voz, canto, arrullo.
    Apoyo totalmente tu reivindicación. Nanas como medio de transformación vital.
    😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba