Preguntas frecuentes

Tanto las sesiones individuales como los grupos te ofrecen un espacio en el que poder parar para conectarte contigo, con tu acompañante y con tu bebé. Además te llevarás recursos muy sencillos que después podrás seguir practicando en casa. Si quieres saber qué le aportado a otras personas, puedes leerlo aquí:  Experiencias Musicoterapia.

Las dos opciones son buenas, depende de lo que tú necesites. En las sesiones individuales encontrarás un espacio más íntimo y personalizado, mientras que el grupo te permitirá compartir con otras personas que están viviendo lo mismo que tú.

Las sesiones online son ideales para personas que viven fuera de Madrid y no pueden desplazarse, así como en casos de reposo recomendado o dificultades de movilidad.

En musicoterapia utilizamos la música como medio de expresión. Lo importante no es la técnica ni el virtuosismo, sino comunicarnos con nuestro/a bebé. En esta etapa de lenguaje no verbal la música nos ofrece múltiples posibilidades: no hay que tener conocimientos musicales para jugar con una maraca o tocar un pandero. Lo mismo ocurre con el canto: para cualquier bebé la voz de su madre es siempre un sonido hermoso. Es tarea de la/el musicoterapeuta dar una coherencia estética a la expresión sonora que aparece en las sesiones de Musicoterapia.

A partir de la semana 12 de gestación, el mejor momento es aquel que tú sientas adecuado. Al principio tu bebé percibirá la vibración del sonido a través de la piel, y a partir del quinto mes su oído estará suficientemente maduro para escuchar lo que le rodea. Y, sobre todo, ten presente que cuanto antes empieces a explorar recursos musicales, antes podrás ponerlos en práctica.

Ir arriba